GREEN DAY

1 05 2007

Se forma en la localidad de Berkeley, California, en 1989. Una vez pasada la fiebre de bandas alternativas post-Nirvana y rota la dominación del sonido pop en las listas de ventas, podemos decir que Green Day es la segunda banda que más a influenciado en la música, siguiendo muy de cerca a Pearl Jam. Lo que Green Day consiguió fue el revivir el sonido punk, con canciones cargadas de energía y velocidad, y realizadas con tres simples acordes.
Aunque su música no era particularmente innovadora, trajeron el sonido del punk de finales de los 70’ a una nueva generación gracias a “Dookie”, su primer trabajo para una multinacional que se editó en 1994. Los de Green Day se quedaron alucinando cuando “Dookie” vendió más de ocho millones de copias, y su continuación “Insomniac” tres millones. Pero lo importante no es que vendieran tantos millones de discos, sino que influenciaron a todo un elenco de bandas y abrieron las puestas a toda una inundación de neopunk americano, punk metal, y a una tercera oleada de ska.
Green Day se cultivó en la California septentrional, en medio de la escena underground del punk. Los amigos desde la niñez Billie Joe Armstrong (guitarra, vocal) y Mike Dirnt (bajo; de nombre original Mike Pritchard) forman su primera banda, Sweet children, en Rodeo, California con tan solo 14 años de edad. Hacia 1989, el grupo se ve aumentado con la entrada del baterista Al Sobrante y decide cambiar su nombre por le de Green Day. Ese mismo año, la banda edita con un sello independiente su primer EP, “1.000 Hours”, que fue bien recibido en la escena punk hardcore de California. Muy pronto, el grupo firma un contrato con el sello independiente local, Lookout, y Sobrante es reemplazado con John Kiftmeyer. “39/Smooth”, sería el primer álbum de los de Berkeley, y se edita en 1990. Poco después la banda vuelve a cambiar de baterista siendo Tre Cool (de nombre original Frank Edwin Wright III) el elegido.
A principios de 1990, Green Day continua sembrando fans, convirtiéndose en banda de culto, título que ganó fuerza con la edición de su segundo álbum en 1992 titulado “Kerplunk”. El éxito underground de “Kerplunk” hace que las multinacionales comiencen a fijarse en el trío con lo que Green day decide firmar para Reprise. “Dookie”, el disco presentación con una gran discográfica de los de Billie Joe sale a la luz a principios de 1994.
Gracias al apoyo de la MTV con el sencillo Longview, “Dookie” consigue encaramarse en las listas de más vendidos en en EE.UU. El álbum continua vendiéndose con ímpetu a lo largo de todo el verano, con el segundo single “Basket Case” manteniéndose durante cinco semanas en el nº 1 de las listas de rock. A finales del verano, la banda es invitada a tocar en el Woodstock 94’, lo que ayudó a aumentar las ventas de “Dookie”.
El cuarto sencillo “When I Come Around” permanece siete semanas como número uno en las listas de ventas rock a principios de 1995, “Dookie” había vendido alrededor de 5 millones de copias solamente en EE.UU. y diez millones de copias si contamos con las internacionales. “Dookie” También ganó el Grammy en 1994 como Mejor Disco Alternativo.
A “Dookie” le sigue rápidamente “Insomniac” a finales de 1995; durante el verano, vuelven al número uno de las listas rock americanas con J.A.R. “Insomniac” comienza vendiéndose bien, llegando al nº 2 en los U.S.A y a las dos millones de piezas vendidas a comienzos de 1996, pero ninguno de los singles, inclusive el favorito de las radios, Brain Stew/Jaded, consiguió ser tan popular como los del “Dookie”. Es también a principios de 1996 cuando Green Day cancela bruscamente el tour europeo, el agotamiento les pasa factura.
Tras la cancelación, la banda se pasa un año descansando y escribe material nuevo para lo que sería su siguiente trabajo, “Nimrod”, que se publica a finales de 1997. Por supuesto, las canciones rápidas, y el punk pegadizo siguen asentando la base del sonido del grupo, así hay cantidad de momentos y sonidos ya familiares en el álbum, pero también hay detalles nuevos que hacen del disco algo sublime. Algo más tranquilo que sus predecesores, “Nimrod” sufrió la crítica de ser un disco más del grupo, con una duración que no sobrepasaba los 50 minutos sumando los 18 temas. Aun así, “Nimrod” es el salto triunfante de Green Day, el disco con el que se embarcaron en un nuevo sonido que prometía cambiar el panorama del punk rock californiano.
Tres años de espera tuvieron que soportar los fans del grupo para ver su quinto trabajo “Warning”, editado a finales del 2000. Para Green Day, editar un nuevo álbum en el 2000 fue una tarea complicada. Tras la edición de “Nimrod”, un disco en el que se dedican a experimentar, tenían dos senderos para elegir, podían volver a sus raíces como les pedían los fans de la calle, o podían continuar en la dirección que tomaron con “Good Riddance”, establecerse firmemente como un grupo de punk-crossover.
Asombrosamente, no escogieron ninguno de estos caminos para su quinto álbum. El éxito que la banda había cosechado les daba manos libres para hacer lo que quisieran. Ellos respondieron abrazando sus raíces pop, que siempre habían estado patentes en sus discos pero en una capa muy profunda, para así firmar el mejor álbum de su carrera. Aquí no hay espacio para las baladas y si para auténticos puñetazos sonoros, rock contagioso, y tiempos tan rápidos que si nos descuidamos, nos romperemos el cuello de no parar de moverlo. Se centran en realizar buenas canciones, con la instrumentación y los arreglos al servicio de las letras. Green Day maduran con este álbum, el mejor que han producido, un conjunto perfecto de canciones en el que pasaron de las muchas artimañas que se pueden hacer en un estudio. Para contrarrestar esto, se apoyan en las letras divertidas de Billie Joe, en ingeniosas melodías y en arreglos imaginativos.
Puede que “Warning” no sea un disco innovador, pero si muy satisfactorio. No ha habido un álbum de más puro pop desde el “In It for the Money” de Supergrass, otra banda de jóvenes que lo hizo todo y sin darse cuenta de lo que hacían. Se puede definir como el primer álbum de autentico y genuino pop del nuevo milenio.